Tenemos 4 invitados conectado

LA ESPECIALIZACIÓN EN ENFERMERÍA

Las especialidades en enfermería han sido reguladas por última vez en mayo de 2005 (RD 450/2005 de 22 de abril, con entrada en vigor el 7 de mayo) como desarrollo de la Ley 44/2003 de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, que en su titulo II establece la necesidad de una nueva regulación de las especialidades en Ciencias de la Salud, incluyendo las especialidades de enfermería (artículo 16), todo ello en el contexto del Espacio Europeo de Educación Superior, surgido de la Declaración de Bolonia.

Estas especialidades en enfermería han abierto grandes expectativas que hasta el presente se han visto incumplidas en tanto en cuanto pasados 2 años no se ha avanzado de una manera significativa al respecto.

Un análisis de la especialización en enfermería tiene varias cuestiones que habría que intentar responder, y que resumiendo son las siguientes:

¿Es necesaria la especialización? , y si lo es ¿qué espacio debe tener y cuales son los campos de trabajo de la enfermera generalista y de la especialista?, cuales son las líneas de trabajo n la especialización de enfermería en España y que desarrollo tiene la especialización en Europa.

Cara y cruz de las especialidades en enfermería

Los cuidados de enfermería constituyen la razón de ser de la profesión. En este sentido la especialización en enfermería supone el desarrollo para esta profesión del titulo II de la Ley 4/2003 sobre Ordenación de las Profesiones Sanitarias que trata de la regulación de las especialidades en Ciencias de la Salud, en respuesta a la necesidad de una nueva reglamentación de las profesiones sanitarias, regulación que se fija deberá realizarse por un RD del gobierno a propuesta de los Ministerios de Sanidad y educación, todo ello ligado al nuevo espacio de educación europea consecuencia de la Declaración de Bolonia. Los objetivos de las especialidades en enfermería deberían de responder, en primer lugar, a proporcionar una mejor atención a la salud de los ciudadanos en perspectiva del derecho constitucional a la protección de la salud, luego a favorecer el desarrollo profesional de los profesionales de enfermería con todo lo que conlleva

y en tercer lugar tener en cuenta las necesidades de gestión y organización de los servicios de salud, el equilibrio entre enfermeros generalitas y especialistas, etc, para lo que es imprescindible un acuerdo entre las CCAA que asegure un modelo cohesionado de los cuidados en el Sistema Nacional de Salud.

Es obvio que hay una complejidad creciente de las ciencias de la salud y por lo tanto de las técnicas y los cuidados precisos para su correcta atención, por lo que el desarrollo de una especialización en determinadas áreas de los mismos puede ser beneficiosa para mejorar la atención que se presta a los ciudadanos, y resulta un tanto demagógico pensar que cualquier enfermera puede abordar cualquier tarea sin una formación especifica.

Ahora bien los problemas se presentan cuando se observa lo que ha sucedido con la especialización de los médicos que ha derivado en una compartimentalización de los conocimientos y habilidades que a la postre genera tanto una gran inflexibilidad en la capacidad de atención a los pacientes, como inflexibilidad en el mercado laboral ( tanto en el ámbito de la oferta como de la demanda) y perdida de la concepción integral de los problemas de salud que, en ocasiones, suponen un deterioro de la calidad de una atención , que precisa de un enfoque global de la situación de salud y por lo tanto de las necesidades de atención de las personas en su conjunto, y no parceladas por órganos y/o patologías. Por otro lado es bien conocido que una excesiva especialización deriva con frecuencia hacia una superespecialización que solo tiene sentido en ámbitos muy reducidos de la atención sanitaria.

En teoría la especialización tiene 2 objetivos:

• Adquisición de mayores conocimientos, formación de calidad, ampliar conocimientos sobre áreas concretas que en la carrera solo se abordan de manera superficial

• Mayor compromiso y responsabilidad profesional para permitir una mejora de la calidad a aquellos pacientes que precisan cuidados más específicos.

Es evidente que estos problemas se pueden abordar con dos estrategias complementarias: unas especialidades básicas y un sistema de troncalidad que permita una acreditación suplementaria de conocimientos y habilidades específicas. En última instancia hay que tener claro que los objetivos a cubrir son la prestación de una atención sanitaria de calidad y que las modificaciones curriculares deben adaptarse a la necesidad de la población y del sistema sanitario. En cualquier caso hay que clarificar la imbricación de la especialización en el mercado de trabajo (es decir si a medio plazo va a ser precisa la especialización para entrar en el mercado laboral como ocurre con los médicos).

La especialización en España

La especialización en la enfermería en España se inicia en 1957 con la especialidad de matrona, posteriormente, en 1961 se amplia con las especialidades de radiología y electrología, pediatría en 1964, neurología y psiquiatría en 1970, transformadas en 1978 en salud mental, análisis clínicos en 1971 y urología y nefrología en 1975. En el año 1987 se crea la especialidad de enfermería de cuidados especiales que asimila las de análisis clínicos, urología y nefrología, radiología y electrología, pediatría pasa a denominarse enfermería pediátrica, y se crean las especialidades de enfermería geriátrica y gerencia y administración de enfermería.

En 2005, la nueva normativa define 7 especialidades:

• Obstétrico -ginecológica (matrona)

• Salud mental

• Enfermería geriátrica

• Enfermería del trabajo

• Cuidados medico-quirúrgicos

• Enfermería familiar y comunitaria

• Enfermería pediátrica.

Como principal novedad incorpora el sistema EIR (residencia en enfermería) que es una adaptación del sistema MIR para la formación, lo que evidentemente es un avance al asegurar una formación teórico – practica de los especialistas y utilizar un sistema ampliamente validado en nuestro país y cuyos resultados tienen un gran reconocimiento internacional.

Titulación

El título de enfermera especialista, será expedido por el Ministerio de Educación y Ciencia y tendrá carácter oficial y validez en todo el territorio nacional, será necesario para ejercer la profesión con tal carácter (especialista) y para poder ocupar puestos de trabajo con esta denominación tanto en el sector público como en el privado. Para conseguir el titulo hay que: 1) estar en posesión de la diplomatura de enfermería o equivalente homologado en nuestro país, 2) realizar la formación de la especialidad correspondiente, haber superado las evaluaciones establecidas y 3) depositar lo derechos de expedición del correspondiente titulo.

Formación

La formación de la enfermera especialista se realizara en los términos previstos en el artículo 20.2 de la Ley 44/2003, sobre ordenación de las profesiones sanitarias por el sistema de residencia en las unidades docentes acreditadas para la formación especializada.

El enfermero residente, según lo dispuesto en el articulo 20.3.F de la citada Ley, tendrá un contrato de trabajo que formalizara con el servicio de salud o entidad responsable de la unidad docente acreditada.

El programa formativo será a tiempo completo, recibiendo formación teórica y practica simultáneamente, para perfeccionar conocimientos en la materia, y practica profesional programada, todo ello supervisado y coordinado por la Comisión de Docencia correspondiente.

Las evaluaciones previstas en el articulo 1.2.C serán continuas en la unidad docente donde se este realizando la formación.

Los EIR se inscribirán en el registro nacional de especialistas en formación gestionado por el Ministerio de Sanidad y Política Social, comunicándose las altas y bajas a las CCAA que si lo soliciten (sujeto todo ello a Ley de Protección de Datos), lo que es importante a la hora de regular las necesidades de profesionales especialistas.

Otra característica de la actual regulación es que no obliga a la condición de tener el titulo de la especialidad para el desempeño de los puestos de trabajo ni tampoco suponen el desempeño automático de las funciones correspondientes, siguiendo regulada la provisión de plazas por las normas generales previas (Estatuto Marco). Con todo parece evidente que es una contradicción y que a medio o largo plazo los mas probable es que la especialidad se convertirá en un mérito, queda por ver si con carácter preferente o no, a valorar en la cobertura de las plazas correspondientes.

Por fin señalar que aunque se han constituido ya las Comisiones de Especialidad en todos los casos, la realidad es que no se han producido avances al respecto en el medida en que, con excepción las plazas de las especialidades de enfermería obstétrico-ginecológica y de salud mental, no se han producido convocatorias de plazas para la especialización y solo se ha avanzado algo en el proceso de la convalidación de los títulos para aquellos profesionales que se encuentran en ejercicio. Aunque es obvio que hay un proceso que lleva tiempo (acreditación de las unidades docentes por las CCAA y luego por el Ministerio de Sanidad) no esta realmente clara la voluntad de las administraciones sanitarias en cuanto al papel de los especialistas en el sistema sanitario y por lo tanto queda por definir el numero de plazas de formación que son necesarias.

El nuevo borrador de la normativa que ha desarrollar este tema lleva un proceso excesivamente dilatado y es de prever que no se apruebe antes de 2 años. Este nuevo borrador, todavía en fase de debate, pretende introducir nuevas modificaciones en la especialidad de salud mental, modificando los plazos de presentación de solicitudes y de la adquisición de los requisitos imprescindibles para acceder a dicha especialidad. Los plazos que se establecen en el futuro RD son:

• Presentación de solicitudes hasta 6 meses después de la publicación en el BOE del nuevo RD.

• Sólo se computan los años de actividad asistencial previos a la publicación del nuevo RD.

• La formación que se considera será la realizada hasta 6 meses después de su publicación.

• Se permite añadir nueva documentación a las solicitudes ya presentadas.

La Especialización en Europa

En Europa la situación es muy diversa. La tabla 1 recoge las especialidades existentes en 15 países de la Unión Europea (en negrita España), nada menos que 24, aunque hay que tener en cuenta que algunas de ellas, por ej. fisioterapia, rehabilitación y análisis clínicos ya tienen su titulación, especifica y diferente de enfermería, en España. Otro hecho a destacar es que el máximo de coincidencias (12 países) se produce en 2 especialidades (pediatría y salud mental), y que hay algunas especialidades como cuidados cardiológicos, diabetología y hemodiálisis que solo existen en un país.

La Tabla 2 agrupa a los países según el número de especialidades, que va desde 5 en Alemania y Finlandia a 13 en Gran Bretaña y Suecia, y en ella se observa que España (en negrita) tiene una posición intermedia en cuanto a oferta de especialidades.

La duración de la formación es también variable, entre 9 meses y 2 años , y solo 6 de los 15 países exigen como requisito la especialidad a la hora de desempeñar determinados puestos de trabajo. Con todo debe tenerse en cuenta que a partir de la aplicación del proceso de Bolonia es previsible una ampliación de las especialidades en la mayoría de los países.

Quizás merezca la pena llamar la atención sobre la especialidad de gestión y administración (7 países entre los que no se encuentra España) que permitiría acabar con la situación actual de extrema discrecionalidad y politización a la hora de los nombramientos de los cargos de gestión de enfermería (direcciones de enfermería, supervisiones, coordinadores de enfermería, etc.)

TABLA 1. ESPECIALIDADES DE ENFERMERÍA EN 15 PAÍSES DE LA UNIÓN EUROPEA

Especialidad

Pais

Anestesia

Alemania, Dinamarca, Francia , Grecia , Irlanda ,

Luxemburgo , Portugal, Gran Bretaña, Suecia, Eslovenia

Cuidados Intensivos

Alemania, Bélgica , Dinamarca, Finlandia, Grecia, Irlanda,

Luxemburgo, Holanda , Gran Bretaña, Suecia, Eslovenia

Cuidados cardiológicos

Bélgica

Diabetología

Bélgica

Enfermedades infecciosas

Dinamarca, Grecia, Irlanda, Eslovenia, Gran Bretaña

Enseñanza enfermería

Bélgica, Francia ,Irlanda, Luxemburgo, Portugal,

Gran Bretaña

Emergencias

Suecia

Estomatología

Bélgica

Gestión y administración

Bélgica, Francia, Grecia, Italia, Luxemburgo, Portugal, Gran

Bretaña

Geriatría

Bélgica, España, Finlandia , Holanda, Irlanda, Italia, Suecia

Familiar y Comunitaria

Bélgica, Dinamarca, España , Grecia, Italia, Holanda,

Portugal, Gran Bretaña, Suecia

Fisioterapia

Luxemburgo

Hemodiálisis

Holanda

Matrona

España, Francia , Irlanda, Luxemburgo , Portugal, Gran

Bretaña , Suecia

Medico-quirúrgica

España , Finlandia, Portugal, Suecia

Pediatría

Bélgica, España , Finlandia , Francia , Grecia , Irlanda ,

Italia, Luxemburgo, Holanda , Portugal , Gran Bretaña ,

Suecia

Oncología

Irlanda, Holanda, Gran Bretaña, Suecia, Eslovenia

Quirófano

Alemania, Francia, Luxemburgo, Holanda, Gran Bretaña,

Suecia

Radiología

Luxemburgo

Rehabilitación

Alemania , Portugal

Salud Mental

Alemania, Bélgica, Dinamarca , España , Finlandia ,

Grecia, Irlanda , Luxemburgo , Holanda , Portugal , Suecia ,

Eslovenia

Salud Pública

Bélgica , Dinamarca , Grecia, Italia , Holanda , Portugal ,

Gran Bretaña , Suecia

Trabajo

España , Grecia, Irlanda, Gran Bretaña, Suecia

Traumatología y urgencias

Bélgica , Grecia, Irlanda, Irlanda, Holanda, Gran Bretaña ,

Eslovenia

 

TABLA 2. NÚMERO DE ESPECIALIDADES POR PAÍS

Número de especialidades

Países

< 8

Alemania (5) , Finlandia (5) , Dinamarca (6), Francia (6) ,

Italia (6) , Eslovenia (6), Bélgica (7) España (7)

8 – 10

Luxemburgo (8), , Holanda (10), Portugal (10)

> 10

Grecia (11) , Irlanda (11), Gran Bretaña (13), Suecia (13)

Comentarios  

 
0 # rafa gonzalez 18-03-2014 14:44
HOLA
quería decir que LAS MATRONAS NO SON ESPECIALIDAD ENFERMERA EN FRANCIA, SINO UNA CARRERA INDEPENDIENTE DE LA ENFERMERIA, se entra por medicina
Decir también que en INGLATERRA E IRLANDA, NO HACE FALTA SER ENFERMERA PARA SER MATRONA, SE PUEDE ENTRAR TAMBIEN DIRECTAMENTE A LA FORMACION MATRONA SIN SER ENFERMERO, HAY DOS VIAS DE ACESO
Responder | Responder con una citación | Citar
 
Cheap web hosting service is not always a good solution. I highly recommend reading some hosting reviews such as hostmonster review or ipage hosting review.
Business Joomla Templates designed by Joomla Hosting